Home » Terapias » Terapia para Adolescentes y Niños

Terapia para Adolescentes y Niños

Adolescentes:
ID-100162442

La labor del psicólogo clínico en la adolescencia es orientar al adolescente y su familia en esta etapa evolutiva que conlleva un proceso de cambio e identificación, y si es necesario intervenir, en el caso de que ya hubiera trastorno. Es importante porque muchos de los problemas que aparecen en este periodo evolutivo se pueden reconducir mediante una intervención especializada. De esta forma se hace más fácil superar esta etapa y comenzar con menos problemas la del paso a adulto. Los problemas que se suelen consultar son:

  • Dificultades en el ámbito familiar. 
  • Dificultades escolares, bajo rendimiento, problemas de concentración, hábitos de estudio, fracaso escolar.…
  • Dificultades con la identidad  personal.
  • Dificultades de comunicación.
  • Ansiedad y depresión.
  • Trastorno del comportamiento y adaptación social.
  • Dificultades con la conducta alimentaria.
  • Dificultades derivados del consumo de alcohol o drogas.
  • Dificultades por conducta adictiva.

  Niños:

ID-10094524

En lo referente a la Asistencia Infantil,  se evalúan y tratan los problemas psicológicos que presenten los niños. El abordaje de esta problemática se hace desde el contexto familiar y escolar.
De esta forma se pueden observar los tipos de relaciones afectivas y patológicas  y tener una correlación entre psicólogo-padres-profesores-otros profesionales,… Normalmente se empieza el abordaje con un psicodiagnóstico, donde se utilizan entrevistas y pruebas específicas especialmente diseñadas para obtener información y que no aburran a los niños. Con estos datos se estudia y elabora un diagnóstico. A partir de este diagnostico se realiza una estrategia de actuación terapéutica, para ello se utilizan diversas herramientas y enfoques, eligiendo el más adecuado para la problemática que plantée el niño. Los problemas  que suelen presentar los niños según su maduración son:

  • En la edad más temprana, los problemas relacionados con la alimentación, el sueño y los afectos.
  • Más adelante los relacionados con el  control de esfínteres, miedos, ansiedad ante desconocido, terrores nocturnos, ansiedad ante las separaciones, rabietas,  oposicionismos, negativismo, mentiras, trastornos por déficit de atención…
  • En una etapa superior, junto a los anteriores se añade la adaptación al medio escolar y al grupo de compañeros.
  • Ya llegando a la adolescencia la problemática tiene más que ver con las inseguridades por la imagen y la adaptación social, problemas con la conducta alimentaria, problemáticas antisociales…
  • También los problemas escolares como dislexias, disgrafías, discalculias, falta de motivación, técnicas de estudio, fracaso escolar…
  • Problemas de logopedia como retrasos de lenguaje, dislexias o disfemias…

 

Comments are closed.